25 | SEP 2017
ECO SWITCH
23 FEB | 2015
Øtras de Debaltseve, Debaltseve, Ucrania
El fútbol como intervalo en la guerra civil ucraniana
Decretado el alto el fuego, una de las primeras actividades de los soldados ucranianos fue jugar al fútbol.
C

uando vives entre los lobos, entonces debes actuar como un lobo", dijo una vez Nikita Krushchev. El problema es cuando todos actúan como lobos y nadie piensa como un ser humano. Algo de eso ha estado sucediendo en Debaltseve, Ucrania (o lo que queda de ella). A las puertas de Donetsk se registraron los combates más sangrientos. Entre una milicia separatista, un ejército nacional, y denuncias constantes del apoyo del gobierno ruso a los rebeldes, el resultado fue una masacre que ni siquiera el acuerdo de paz logró detener. El único rato de esparcimiento tuvo lugar horas después de que [...]

Twitter: @martinmazur
Editor general de MUNDBØL
E-mail: mm@mundbol.com
Periodista. El Gráfico. Publicó artículos en medios escritos de 20 países. Viajero en modo permanente, busca casa en Estocolmo y sueña con poner una panchería en Montecarlo. Odia el pescado, mucho más si se lo venden podrido. MUNDBØL es culpa suya.
Compartir
[...] entrara en vigencia el alto el fuego que había sido pactado en Minsk por Petro Poroshenko, presidente de Ucrania, con su par ruso, Vladimir Putin, delante de Alemania (la canciller Merkel) y Francia (el presidente Hollande).

Duró poco. Desde los tanques estacionados en esta ruta a las puertas de Debaltseve (un importante centro ferroviario 60 kilómetros al oeste de Donetsk), los soldados patearon una pelota pese a los 10 grados bajos que se promediaron el 15 de febrero. En el resto del mundo era San Valentín. A metros de allí, los corazones de los soldados sorprendidos en plena retirada todavía estaban atravesados por las balas. Fútbol en tiempos de guerra. O guerra sin tiempo para el fútbol.

Ucrania, tanque y soldado


Al principio, se decía que el problema era sólo Crimea. En exclusiva para MUNDBØL, desde Crimea, Riccardo Romani, anticipó que eso estaba lejos de ser verdadDespués, fue la revolución en Kiev. Más tarde, los levantamientos en otros puntos del este ucraniano. Hoy, a un año del estallido del conflicto, Ucrania ya es una porción de lo que era. Y su límite, como su futuro, aún es difuso y cambiante. 

El campeonato de Ucrania se suspendió el 30 de noviembre y nunca recomenzó. El Dinamo Kiev tenía 36 puntos y le llevaba 5 al Shakhtar Donetsk. Hoy, tres meses después, un partido entre ambos sería una prolongación de la guerra. Kiev y Donetsk en la práctica ya pertenecen a países distintos. Uno es Ucrania, el otro aún no tiene denominación, ni signo político, pero sí tiene ríos de sangre por culpa de los muchos lobos. Lobos que andan sueltos, por naturaleza o porque siguen el consejo de Krushchev. Pero sueltos al fin. [Ø]

Martín Mazur
@martinmazur