19 | NOV 2017
ECO SWITCH
27 MAR | 2014
AS Roma, Roma, Italia
Roma, la ciudad que habla a través de sus muros (y que frecuentemente dice "Totti")
El capitán giallorosso es un auténtico símbolo. Los graffiti y murales le rinden homenaje. También, cada tanto, son víctimas de vandalismo.
E

s cierto: la ciudad de Roma tiene demasiado para ver como para detenerse en Francesco Totti. Sin embargo, el capitán giallorosso parece acechar al viajero a medida que éste se sumerge en una caminata por las profundidades de las zonas menos turísticas, como el Trastevere o el Testaccio. Y la pregunta es ineludible: ¿Qué sería de Roma sin su extraordinaria carga de miles de años de historia? Si no estuvieran el Coliseo ni el Circo Massimo, si no existieran los Foros Imperiales o el Vaticano. Para el veradero romano, el pasado es apenas parte del decorado. El Arco de Constantino es un punto [...]

Twitter: @martinmazur
Editor general de MUNDBØL
E-mail: mm@mundbol.com
Periodista. El Gráfico. Publicó artículos en medios escritos de 20 países. Viajero en modo permanente, busca casa en Estocolmo y sueña con poner una panchería en Montecarlo. Odia el pescado, mucho más si se lo venden podrido. MUNDBØL es culpa suya.
Compartir
[...] de reunión. La ciudad no está estática mientras pasan los años, sino que vive. Y esos latidos se ven en su animada vida callejera, en el fútbol y, también a través de sus paredes.

"Basta darse una vuelta por la ciudad, ¿no? Para leer lo que los romanos gritan a través de los muros. Porque las paredes de Roma son la voz de la ciudad. Son la única garantía de un sistema de información pluralístico y alternativo a la concentración de los medios de comunicación, que aquí en Italia es la más alta del mundo", relata en un tramo uno de los personajes de Gente de Roma, el genial filme de Ettore Scola.

Roma habla a través de sus muros. Y lo que dice muy frecuentemente es Totti. El número 10 que debutó el 28 de marzo de 1993, y que completará una vida vestido de giallorosso. "Un capitán, hay un solo capitán", cantan varias hinchadas en Italia, sobre sus jugadores-símbolo. Pero para hablar de Totti, en Roma hace falta ponerse de pie.

El riesgo de tanto amor es la ceguera cultural. La Roma tiene sólo romanos, pero los romanos pueden ser romanisti o laziali. Los murales sobre Totti son objeto permanente del vandalismo. A medida que pase el tiempo, cuando Francesco se haya retirado, su imagen seguirá apareciendo y siendo fotografiada en la vida diaria de Roma, pero su destino de terminar bajo una nube de aerosol negro es casi inexorable.

El capitán giallorosso es lo más parecido a una flor en el medio del concreto de la gran ciudad. Cuando se encuentra una, hace falta admirarla, disfrutar el momento y fotografiarla, ya que la próxima vez puede no estar allí. De hecho, todas las imágenes de este artículo sufrieron ataques y hoy ya son reliquias, con diferentes grado de destrucción. Preferimos no mostrar el después, sino detenernos en la belleza del antes. 

Por eso, cuando estando de paseo por Roma uno vea alguna referencia a Totti, hace falta frenarse y disfrutarla. Al contrario del Coliseo y el Arco de Constantino, la imagen de Francesco Totti será incapaz de sobrevivir dos mil años sin atentados. Pero lo bueno es que por cada homenaje a Totti que sea borrado, aparecerán dos nuevos. Hasta que Roma se quede sin muros que pintar [Ø]

Martín Mazur
@martinmazur