22 | JUN 2017
ECO SWITCH
06 MAR | 2014
Øtras de Amsterdam, Amsterdam, Holanda
Yuri Cornelisse, el delantero que llegó a la selección de Holanda pero como policía
Yuri Cornelisse (8/5/75, Alkmaar) con el plantel Oranje policial. En la foto tiene el número 12.
Entre otros, jugó en el Anderlecht, Groningen y el ADO Den Haag. Hoy representa a la selección holandesa de fútbol de la policía, que se prepara para jugar la Euro 2015. Una historia de película.
A

Yuri Cornelisse aún le quedaba gasolina de sobra para seguir dando guerra a las defensas rivales con el ADO Den Haag. La rapidez y habilidad de este extremo diestro a pie cambiado para marcharse en el uno contra uno de sus marcadores, le había mantenido en la élite del fútbol holandés desde sus comienzos, allá por 1996, en las filas del Top Oss (hoy FC Oss). Pero su vida dio un vuelco radical a fines de octubre de 2010, después de aprobar el examen de ingreso a la Academia Nacional de Policía. Los tres años de formación a los que debía someterse para convertirse en oficial resultaban [...]

Twitter: @azalkmaar67
Autor del libro Fútbol que estás en la Tierra
Embajador itinerante en Africa
Asistente de Bora Milutinovic
Periodista desde hace un par de décadas, aventurero y emprendedor. Con el balón como excusa, he contado historias desde todos los continentes, siempre viajando liviano, como los niños del mar.
Compartir
[...] incompatibles con la actividad deportiva profesional, de modo que el ex delantero del Anderlecht, RKC Waalwijk, NAC Breda y FC Groningen se vio obligado a tomar la decisión más amarga de carrera: colgar las botas de forma prematura para poder dedicarse en cuerpo y alma a su nueva profesión, la de agente del orden público.

El día de su retiro en el ADO Den Haag.

“La policía es mucho más que escribir informes o capturar ladrones. Exige un entrenamiento muy intenso y una serie de obligaciones que no se pueden combinar con el fútbol, así que no me queda otra alternativa que llegar a un acuerdo con el ADO para rescindir mi contrato y poder así empezar mi período de adiestramiento, que durará tres años, antes de convertirme en oficial de policía”, explicó Yuri el día que anunció públicamente su adiós.

La sorprendente decisión del mayor de los hermanos Cornelisse (su hermano Tim milita en el Willem II), bien conocido en la Eredivisie por sus volteretas cada vez que dejaba su sello en las redes rivales, respondía a la búsqueda de nuevos alicientes en la vida sabedor de que su carrera deportiva había entrado ya en su recta final. Atrás quedaban 371 partidos y 66 dianas a lo largo de 14 temporadas con picos altos durante su etapa en Groningen, donde compartió labores de ataque con un jovencísimo Luis Suárez.

Cornelisse ingresó en la academia de Amsterdam el primero de noviembre de 2010 y prácticamente desapareció del mapa hasta fines del pasado año cuando su nombre volvió a sonar con fuerza en los medios de su país a cuenta de su primera convocatoria para integrar la selección nacional de la policía holandesa en su camino hacia el Europeo del próximo mes de junio, que se disputará en la República Checa a partir del día 23.

El seleccionador, Jochem Twisker, esperó pacientemente a que el ex futbolista profesional recibiera los galones de oficial para llamarle a filas y poner la guinda a una potentísima escuadra en la que ya destacaban otros ex profesionales como Arjen de Zeeuw (ex defensa del Wigan), Michael Lanting o Richard van Schooten.

Con el uniforme de policía.

Su estreno en Oslo, frente a Noruega, se saldó con victoria por 0-2, un resultado que permitía a la Oranje policial acceder a la segunda y última ronda clasificatoria previa que debía enfrentarles a la República de Irlanda.

El decisivo duelo se jugó el pasado 29 de enero en la localidad holandesa de Spakenburg y se saldó con un aplastante 7-0 a favor del once neerlandés. Yuri Cornelisse volvió por sus fueros y se erigió en la gran figura del choque anotando uno de los tantos y repartiendo asistencias por doquier a sus compañeros. La superioridad tulipán fue tal que el partido había quedado ya resuelto al descanso merced a un 6-0, firmado en apenas 39 minutos.

“Ha salido todo perfecto. He disfrutado mucho y estoy contento de poder ayudar a mis compañeros. Poder disputar un campeonato de Europa con el equipo de la policía me hace muchísima ilusión ya que nunca tuve la oportunidad de debutar con la Oranje. Es algo que no me esperaba cuando decidí colgar las botas, así que lo estoy disfrutando como si fuera un chaval”, comentó el ex extremo natural de Alkmaar, que al poco de concluído el choque recibía los parabienes de su último club, el ADO, a través de las redes sociales. “Felicitamos a Yuri Cornelisse por el 7-0 sobre Irlanda en el último partido de clasificación para el Campeonato de Europa de la Policía. Yuri ha jugado los 90 minutos y ¡marcó un gol!”

Su retirada profesional de los terrenos de juego no supuso, ni por asomo, que el veterano extremo izquierdo del combinado policial tulipán abandonase la actividad deportiva. Más de uno se llevó de hecho una sorpresa al comprobar su excelente condición física frente a los británicos, a los que desbordaba en velocidad con una facilidad pasmosa.

Yuri explicó tras el encuentro el secreto de su espectacular estado de forma. “Mi carrera como futbolista está aún cerca, así que algo queda. Todavía entreno tres veces a la semana siguiendo el programa de trabajo que me dio Jurgen Seegers -recuperador del ADO Den Haag-. También voy mucho al gimnasio y a veces hago natación. Me encanta practicar deporte, lo que ocurre es que durante los tres años en la academia he estado ocupadísimo entre estudios, servicios, guardias, la familia, etc. Ahora tengo un poco más de tiempo”.

Cornelisse rescató también del baúl de los recuerdos su famosa voltereta después de firmar el cuarto tanto de la Oranje ante los irlandeses. Otro motivo de alegría y de nostalgia de épocas pretéritas. “La gente me sigue preguntando por qué me dio por hacerlas cuando marcaba. La verdad es que fue algo espontáneo. Nunca lo preparé ni lo entrené. Ya la hice en mi primer gol con el AFC’34. Fue algo natural. Una diversión extra. Me gustó y al público también, así que lo convertí en parte de la liturgia de mis goles”.

A pesar de este inesperado y feliz reencuentro con su anterior vida, el ahora oficial de policía no se arrepiente del paso que decidió dar hace más de tres años. “En absoluto. Pero eso no quiere decir que cuando echo la vista atrás no me produzca placer y alegría recordar todo lo que viví dentro de los terrenos de juego. Al contrario. Tuve una carrera hermosa, apenas sí estuve lesionado y jugué en equipos diferentes donde siempre me sentí muy bien tratado”.

En la Oranje juega con el 12.

De poner un pero a lo vivido durante 14 largas temporadas, sería a su breve etapa en el extranjero, concretamente en Bélgica. “Tal vez mi único lunar fue el Anderlecht. Cuando me lesioné estaba preseleccionado para ir al Europeo y luego cuando pude volver a jugar, la temporada estaba casi finalizada y habían despedido a Arie Haan, que fue quien me fichó. Yo tenía un contrato por tres años, era muy joven y sólo pensaba en jugar. Así que tomé la decisión de salir. Y no me arrepiento. Creo que hice lo correcto”, asegura.

Al hablar de sus antiguos camaradas, la gran estrella del once policial holandés se queda con cuatro nombres. “En el Anderlecht jugué con Enzo Scifo y Pär Zetterberg. Dos futbolistas de una calidad extraordinaria. En el RKC Waalwijk tuve de compañero a Zeljko Petrovic, un jugador con una personalidad arrolladora, y en Groningen disfruté muchísimo compartiendo ataque con Luis Suárez. No me sorprende nada en lo que se ha convertido. Ya entonces era un delantero diferente. Y un buen chico”, concluye. [Ø]

David Ruiz